Si estás por realizar una reforma en los suelos de tu hogar, es común encontrarse con el debate de parquet vs tarima. Estos dos tipos de suelo destacan por su atractiva apariencia de madera y sus grandes ventajas en la decoración de interiores. Sin embargo, cada uno tiene sus puntos a favor y en contra en función a lo que estés buscando para tu hogar. Por ello, hoy te comentaremos sus principales ventajas y desventajas.

Ventajas del parquet y la tarima

El parquet y la tarima no figuran entre los suelos favoritos de apariencia madera porque sí, son muchas las ventajas que ofrecen este tipo de suelo, entre las que destacan:

1. Apariencia

La apariencia es la mejor carta de presentación que tienen el parquet y la tarima. El parquet está compuesto principalmente por madera, por lo que logra transmitir gran calidez y una buena sensación y rigidez al tacto. Es posible encontrar suelos de parquet en diferentes estilos de madera.

Mientras que, la tarima logra una agradable apariencia gracias a su composición de distintos materiales. Al ser principalmente comerciado con maderas de imitación, es posible encontrar mayor diversidad de modelos con distintos colores, texturas y diseños.

2. Estructura

La estructura del parquet suele estar compuesta por madera dividida en distintas capas. Este tipo de suelo cuenta con hasta 4 capas en su estructura para lograr mantener un material natural y vulnerable como lo es la madera. 

La estructura de la tarima flotante está compuesta por madera, fibras, vinilo u otros materiales derivados del plástico compaginados en uno solo. 

3. Limpieza

La limpieza de ambos suele ser bastante sencilla, ya que gracias a su composición superficial logran tener una buena resistencia a los químicos autorizados empleados en su limpieza. Tanto la tarima como el parquet cuentan con capas superiores que protegen a la madera de posibles manchas y derrames, haciendo que su limpieza sea sencilla y rápida a diferencia de suelos de 100% madera.

4. Instalación

La instalación del suelo de tarima flotante es un proceso bastante fácil y sencillo, ya que como su nombre lo indica, se trata de un adhesivo flotante que va fijado al suelo original. Está ubicada sobre listones de madera que evitan el contacto con los materiales en el interior.

5. Resistencia

El parquet y la tarima destacan por su buena resistencia. Ambos ofrecen resistencia al uso con distintos enfoques gracias a sus diferencias en estructura.

Desventajas del parquet y la tarima

No todo es color de rosa y ambos materiales también tienen sus puntos bajos, las principales desventajas de ambos materiales son:

1. Características 

La tarima flotante en realidad no es un tipo de suelo, sino un revestimiento para ellos. La tarima está ubicada por encima de materiales ya construidos y no es funcional para obras sin suelo integrado

Ambos suelos pueden llegar a ser un poco ruidosos con el paso del tiempo gracias a sus capas. En el caso del parquet, por su composición de madera que llega a envejecer. Mientras que en la tarima, este sonido hueco llega a generarse por el desgaste de su recubrimiento inferior.

2. Precio

El parquet es conocido por sus grandes ventajas y la exclusividad que logra aportar a los suelos, sin embargo, también es conocido como ser una opción costosa. Tanto su compra como su instalación están por encima de los costes promedios de suelos y por encima de los precios del suelo de tarima flotante.

3. Instalación

La instalación del suelo de parquet es un proceso largo y por lo general costoso, al tratarse de un material exclusivo y rígido por su composición es necesario contratar personal capacitado para su instalación en el hogar. Es un proceso largo porque para su integración al suelo es necesario adherirse sobre la carpeta de cemento.

4. Mantenimiento

La tarima al tratarse de un revestimiento es un material que no es posible de barnizar o restaurar, por lo que en caso de ocurrirle algún tipo de daño, será necesario reemplazar la lámina. Por lo que si no es cuidado adecuadamente con el paso de los años serán visibles sus signos de uso.

El suelo de parquet puede ser cuidado con facilidad y garantizar un largo periodo de vida, sin embargo, necesita de lijado y barnizado para mantener su gran apariencia.

5. Textura

La tarima es un suelo laminado que imita la madera, por lo que si es tocado con las manos o los pies descubiertos será posible notar con facilidad que no se trata de madera genuina. Por su parte, el parquet está hecho de madera natural, pero sus capas superiores de protección no logran destacar su composición de materiales.

¿Cuál crees que le conviene más a tu hogar? ¿Parquet o tarima? Cualquiera que sea la opción que más se adapte a ti, cuéntanos tus ideas y las podremos hacer realidad gracias a nuestro equipo de profesionales.Somos una empresa de reformas en Pamplona con más de 25 años de experiencia en el sector, contáctanos si deseas más información al respecto.

Call Now Button